Funcionamiento del oído

Audífonos

Información sobre audífonos, tipos de prótesis auditivas. Implantes cocleares, hiperacusia, tinnitus... tratamientos y síntomas.

En este artículo veremos en detalle el funcionamiento del oído humano, oído medio, interno y externo.

Tus oídos captan el sonido que viaja en ondas invisibles a través del aire. El sonido se produce cuando un objeto en movimiento o en vibración hace que el aire que lo rodea se mueva.

Funcionamiento del oído

Las ondas sonoras viajan por el canal auditivo y golpean el tímpano, situado en el oído medio. Esto causa la vibración del tímpano. Tres pequeños huesos del oído medio sirven de enlace entre el tímpano cuando vibra y la cóclea situada en el oído interno.

La cóclea está llena de líquido y lleva las vibraciones a miles de pequeñas células ciliadas que se sientan en una membrana extendida a lo largo de la cóclea. Las células ciliadas de la membrana disparan pequeñas señales eléctricas. Estas señales eléctricas viajan desde los nervios cocleares de la vía auditiva hasta el cerebro. Todo esto ocurre en una fracción de segundo.

Las partes oído

Tu oído se compone de un trayecto conductor en el que encontramos el oído externo y el medio y de la vía nerviosa neural en la que se encuentran el oído interno y el nervio auditivo.

El oído externo

El oído externo está formado por:

  • Pabellón auricular y cartílago
  • Canal auditivo que conduce hasta el tímpano

El pabellón auricular es la solapa exterior de la piel que ayuda a conocer la dirección del sonido. Sirve para recoger o canalizar sonidos en el canal auditivo, sin embargo, no es muy importante para tener una buena audición. Está compuesto por el hélix, el antihélix, el antitrago, la concha y el lóbulo.

El canal del oído varía en tamaño y forma de persona a persona. Es un conducto curvo de aproximadamente 2,5 cm (en adultos) situado en el hueso temporal y que termina en el tímpano.

La piel a lo largo de la parte externa del canal tiene pelos minúsculos y produce una sustancia cerosa llamada cerumen. El cerumen impide el paso a objetos extraños, evitando así que penetren en el oído y mantiene la piel del canal hidratada evitando la desecación de la misma.

El oído medio

El oído medio está formado por:

  • Tímpano
  • Tres huesecillos del oído medio y sus correspondientes músculos
  • Membrana de la ventana vestibular u oval y ventana redonda
  • La trompa de Eustaquio

El tímpano y los huesos del oído medio

El tímpano tiene forma de cono, se estira a través del canal auditivo. Es bastante rígido, pero flexible. Detrás del tímpano hay tres huesos conectados que forman el osicular de la cadena. Estos son:

  • Martillo
  • Yunque
  • Estribo

El martillo está conectado a la membrana del tímpano por un extremo y a través del yunque al estribo situado en el otro extremo. El estribo es el hueso más pequeño del cuerpo, más pequeño que un grano de arroz. Éste se apoya contra la membrana de la ventana vestibular u oval y de la ventana redonda que se comunican con el oído interno.

El estribo se mueve dentro y fuera de la membrana de la ventana vestibular como un pistón al igual que se mueve el tambor, en respuesta al sonido.

La membrana redonda se encuentra justo debajo de la ventana oval o ventana vestibular y es flexible. Cuando el estribo se mueve dentro y fuera de ella, empuja el fluido de la cóclea y la ventana redonda permite que el fluido se desplace.

La cavidad del oído medio, que se encuentra lleno de aire, está conectado a la parte posterior de la nariz y de la garganta por la trompa de Eustaquio. Este tubo ajusta la presión de aire en el espacio del oído medio para que coincida con la presión de aire en el exterior de la membrana del tímpano, normalmente está cerrado. Así que cuando viajas en avión, al despegar o aterrizar, notas los oídos tapados, si bostezas o tragas ayudas a abrir la trompa de Eustaquio para ajustar la presión del aire en la cavidad del oído medio.

El oído interno

El oído interno está formado por:

  • Cóclea
  • Canales semicirculares

La cóclea es una pequeña estructura en forma de espiral, aproximadamente del tamaño de un guisante. Se encuentra ubicada en el hueso del cráneo y está llena de líquido. Consta de una membrana delgada con aproximadamente unas 15.000 células ciliadas microscópicas que se encuentran suspendidas en este líquido. Cada célula está sintonizada a un sonido particular o a una frecuencia.

Las células ciliadas conectan la cóclea con los nervios que envían mensajes al cerebro.

Los canales semicirculares son los principales responsables del sentido del equilibrio.

Artículos relacionados con Funcionamiento del oído